jueves, 18 de noviembre de 2010

La Conquista de la Felicidad VIII: AUTOESTIMA, AUTOCONCEPTO Y AUTOCUIDADOS


¿SER LO QUE PIENSEN LOS DEMÁS DE MÍ O SER LO QUE ME PROPONGA SER? THAT IS THE QUESTION.

En la película “Eduardo Manostijeras”, Jhonny Depp da vida a un personaje que hace depender su autoestima y su conducta de la opinión que los demás tienen de él: artista, amenaza, monstruo… “My fair Lady” relata la vida de Eliza Doolittle, una florista callejera londinense a quien el profesor de fonética Henry Higgins, después de una apuesta con su amigo el coronel Pickering, propone darle clases para poder pasar por una dama de la alta sociedad. El éxito de la empresa reside en el esfuerzo y constancia demostradas por la alumna y en las “profecías autocumplidoras” del maestro.
Una persona a la que aprecio (la conozco desde hace un par de meses, tan solo, pero es muy agradable hablar con ella) me ha comentado esta tarde que se ha venido a Valladolid a estudiar el Grado en Educación Primaria porque en su Barcelona natal le pedían una nota muy alta en selectividad. Ahondando un poco más en sus razones me habló de la TRIADA DE LA INFELICIDAD que había padecido en el último año (se operó de una hernia, quebró su negocio y su esposa le abandonó… no sé si por ese orden, pero se vieron afectadas su SALUD, SU DINERO y SU AMOR).
El modo de afrontar con éxito su futuro se apoya en estas DIEZ RECOMENDACIONES:
1. LA ACTITUD: La Felicidad es una elección que puedo hacer en cualquier momento y en cualquier lugar. Mis pensamientos son los que me hacen sentir feliz o desgraciado, no mis circunstancias. Sé capaz de cambiarte a ti mismo, y el mundo cambiará contigo... Recuerda que lo único que puedes controlar en el mundo son tus pensamientos... Aunque cuando uno está verdaderamente enamorado "hay razones del corazón que la razón no entiende".
2. EL CUERPO: Mis sentimientos son influenciados por mi postura. Una postura adecuada genera una disposición feliz. Es importante también que hagas ejercicio, éste nos libera del estrés y genera la secreción de endorfinas, que hacen que nos sintamos bien.  Mira siempre hacia arriba y sólo podrás reír, pues no conozco a nadie que haya podido llorar en esa postura. 
3. EL MOMENTO: La felicidad no está en los años, meses, en las semanas, ni siquiera en los días. Sólo se la puede encontrar en los momentos. "Hoy es el mañana de ayer"... además la vida siempre tiene derecho a sorprendernos, así que aprende a vivir el presente sin ninguno de los traumas del pasado ni las expectativas del futuro.  Recuerda que la Felicidad no es una meta, sino un trayecto. Disfruta de cada momento como si en él se combinaran tu pasado, tu presente y tu futuro. 
4. NUESTRA PROPIA IMAGEN: Debo aprender a amarme a mí mismo como soy. Creer en ti mismo da resultados. Cuanto más te conozcas, mayor será tu ventaja con respecto a los demás.  Dag Hammarshöld decía: "El camino más difícil es el camino al interior"... pero, al menos una vez en la vida, debemos recorrerlo'. 
5. LAS METAS: ¿Sabes cual es la diferencia entre un sueño y una meta? Una meta es un sueño con una fecha concreta para convertirse en realidad. Un sueño es solo un sueño, algo que está fuera de la realidad... así que atrévete a soñar, pero atrévete también a lograr que esos sueños se hagan realidad! "Apunta hacia la Luna, pues aunque te equivoques, irás a parar a las estrellas..."  Y cuando te pongas una meta difícil o creas que tienes un sueño imposible, recuerda que el éxito es sólo la recompensa, pues lo que vale es el esfuerzo. 
6. EL HUMOR: La sonrisa es muy importante para mejorar la autoestima. Cuando sonreímos, aunque no sintamos nada, nuestro cerebro lo entiende como una señal que todo va bien y manda un mensaje al sistema nervioso central para que libere una sustancia llamada beta-endorfina, que da a la mente una respuesta positiva.  Dicen que una sonrisa cuesta menos que la electricidad, pero que da más luz. Además, con cada sonrisa siembras una esperanza. 
7. EL PERDÓN: Mientras tenga resentimientos y odios, será imposible ser feliz. Lo maravilloso del perdón no es que libera al otro de su eventual culpa, sino que te libera a ti de un sufrimiento. 
8. DAR: Uno de los verdaderos secretos para ser feliz es aprender a dar, sin esperar nada a cambio. Las leyes de la energía te devolverán con creces lo que des. Si das odio, recibirás odio, pero si das amor, recibirás invariablemente amor. Sólo el que aprende a dar está en camino de descubrir la verdadera felicidad. 
9. LAS RELACIONES: La sinergia es unir fuerzas y caminar juntos para conseguir cosas. Siempre que dos o mas personas se unen en un espíritu de colaboración y respeto, la sinergia se manifiesta en forma natural. Entiende a las personas que te rodean, quiere a tus amigos como son, sin intentar cambiarlos, porque cuando te sientas mal, el verdadero amigo estará allí para apoyarte y brindarte todo su amor. Así que cultiva tus amistades, ellas nos son gratis!  La amistad, al igual que la mayoría de los sentimientos, debe fluir de manera natural. Por ello la verdadera amistad no puede basarse en condiciones. 
10. LA FE: La Fe crea confianza, nos da paz mental y libera al alma de sus dudas, las preocupaciones, la ansiedad y el miedo. Pero no te asustes cuando dudes, pues bien decía Miguel de Unamuno: "Fe que no duda es fe muerta". Dicen que el hombre llega a ser sabio cuando aprende a reírse de si mismo. Ríe, ríe alegremente... ¡y el mundo reirá contigo... 
La TRIADA DE LA FELICIDAD podría apoyarse de igual modo en el AUTOCONCEPTO, la AUTOESTIMA y en los AUTOCUIDADOS.
1.    Autoconcepto es desarrollar ideas positivas en torno a uno mismo. El autoconcepto es la imagen del yo-conocido que tiene cada persona. Es decir, la construcción mental de cómo se percibe a sí misma. Al sentimiento que desarrollamos entorno a nuestro autoconcepto lo denominamos autoestima. El autoconcepto incluye valoraciones de todos los parámetros que son relevantes para la persona: desde la apariencia física hasta las habilidades para su desempeño sexual, pasando por nuestras capacidades sociales, intelectuales etc... Destacamos tres características esenciales:
1.    No es innato: el autoconcepto se va formando con la experiencia y la imagen proyectada o percibida en los otros. Además depende del lenguaje simbólico.
2.    Es un todo organizado: el individuo tiende a ignorar las variables que percibe de él mismo que no se ajustan al conjunto y tiene su propia jerarquía de atributos a valorar.
3.    Es dinámico: puede modificarse con nuevos datos, provenientes de una reinterpretación de la propia personalidad o de juicios externos.
4.    Autoestima es quererse a uno mismo. En Psicología, la autoestima, también denominada sinamatogria del latin simato amor propio o auto apreciación, es la percepción emocional profunda que las personas tienen de sí mismas. Puede expresarse como el amor hacia uno mismo.
5.    Autocuidados son el resultado natural de un adecuado autoconcepto y una suficiente autoestima. El autocuidado es la práctica de actividades que los individuos realizan en favor de sí mismos para mantener la vida, la salud y el bienestar.

1 comentario:

  1. Hola, felicidades por el artículo, aquí tienen otro aporte con una técnica muy efectiva que os servirá para mejorar la baja autoestima:

    Resérvate quince minutos de tu tiempo TODOS LOS DÍAS por la noche, antes de acostarte. Ten preparada siempre una libreta y un bolígrafo para cuando llegue el momento de hacerlo, y sigue al pie de la letra estos dos eficaces pasos:

    1. Escribe en tu libreta todo aquello que te ha ocurrido en el día de hoy que te haya hecho sentirte mal contigo misma. No solamente escribas qué te ha ocurrido, escribe también todos los pensamientos negativos que tuviste sobre ti misma cuando te ocurrió.

    Hazte estas tres preguntas:

    ¿Qué me ha ocurrido hoy que me haya hecho sentirme mal conmigo misma?

    ¿Cómo me he sentido conmigo misma cuando esto me ha ocurrido?

    ¿Cuáles han sido exactamente los pensamientos negativos que he tenido sobre mi misma cuando esto ha pasado?

    Responde a las tres preguntas y escribe tus pensamientos sobre ti ESPECÍFICAMENTE.

    Acostúmbrate a expresar con palabras bien concretas todos tus pensamientos auto críticos.

    Cuando termines de escribirlos todos, léelos y ACÉPTALOS.

    Acepta que esos son los pensamientos negativos que te dices a ti misma. Esto lo haces para aprender a tener un diálogo contigo misma, a reconocer sin miedo qué pensamientos negativos te auto infringes, y a aceptarlos sin juzgarlos.

    Es fundamental que aceptes que esos son tus pensamientos cuando te sientes mal contigo misma ante los sucesos de tu día a día para avanzar en tu lucha por vencer la baja autoestima. Si no reconoces el problema ¿cómo vas a solucionarlo?

    2. Vuelve a leer todos esos pensamientos negativos que has escrito, y con cada uno de ellos pregúntate:

    ¿Cómo puedo formular de forma más positiva este pensamiento?,

    ¿Qué podría decirme a mi misma la próxima vez para darme ánimos en vez de castigarme con este pensamiento?

    Escribe bien fuerte el nuevo pensamiento.

    Por ejemplo, si en un momento de tu día algo te salió mal y pensaste sobre ti algo así como: “¡Pero mira que eres inútil, qué torpeza la tuya!”.

    Haciéndote las preguntas anteriores descubrirás que la próxima vez te será más beneficioso pensar algo así como “tranquila, presta más atención y verás cómo te saldrá mejor”. ¡Escribe todos los nuevos pensamientos! De esta manera, la próxima vez que te enfrentes a situaciones parecidas, ¡si te has molestado en hacer este ejercicio todas las noches VAS A PENSAR DE OTRA MANERA! ¡Vas a darte ánimos! Vas a acostumbrar a tu mente a alentarte en vez de castigarte.

    Espero que os sirva

    Gracias

    Cristóbal T

    ResponderEliminar